FILOSOFÍA

Si le preguntas a un occidental que es hacer Yoga, probablemente lo relacione con un deporte, pero su práctica va mucho mas allá de eso…Yoga es 24/7.”

pluma

Nuestra misión es que conectes con tu esencia dedicándote un tiempo para ti, escuchándote, observándote y experimentando los cambios a la vez que alcanzas una transformación en los planos físico y mental que te ayuden a comprender y desarrollar tu actitud siguiendo las 8 ramas del yoga:

En YHA nos importa que transites tu vida siguiendo las 8 Ramas del Yoga. Tu comportamiento hacia los demás (Yamas) y contigo mismo (Niyamas). Posturas (Asana). El control de la respiración (Pranayama). Ser capaz de llevar todos los sentidos hacia adentro (Pratyahara). Concentrarte en lo que estás haciendo aquí y ahora (Dharana) y ser capaz de Meditar (Dhyana). La unión de todo esto es Yoga y sucede cuando tus pensamientos, palabras y acciones están alineados, lo que nos llevará a un estado de conciencia interior elevado (Samadhi).

Yoga no es sólo practicar posturas (Asana), es una ciencia, una disciplina y una filosofía de vida. A través del Yoga nos hacemos presentes y sanamos. Transformación individual es transformación universal. Sé el cambio que quieres ver en el mundo. El amor es la única fuerza que si la compartes se multiplica.

En YHA, practicamos Asthanga Yoga, Astho significa ocho, Anga significa ramas, en este caso: prácticas. Por lo tanto, en este camino que contiene 8 pasos y al menos 3000 años de antigüedad, realizar posturas de Yoga es tan sólo un peldaño dentro del camino al despertar.

PROFESORAS

LAURA

Hace años me acerqué al Yoga teniendo una idea sesgada de lo que significa, alguien me lo recomendó por el estrés que vivía entonces. Aunque al principio era una práctica irregular y puramente física, siempre volvía irremediablemente porque sentía que ahí, de alguna manera, estaba recogida y sanaba.

Atraída por esa sensación, el Yoga se hizo presente en mi vida y yo con él, consciente de su significado, me hice presente en la mía. Entonces se convirtió en algo a lo que no podía renunciar y pasó de ser una práctica física esporádica a un estilo de vida.

Mi práctica comenzó hace años en el Iyengar, pasando por estilos como el Vinyasa Flow y Hatha. Pero mi pasión es el Ashtanga, que es para mí una meditación en movimiento, por ello terminé formándome como profesora en Ashtanga en Sampoorna Yoga, India (reconocido por Yoga Alliance).

Como este camino esta lleno de beneficios para mí, mi propósito es expandirlo y que otros encuentren también en él esta magia.

ANA

Fue el Yoga quien vino a mí y no al revés. Tuve un gran maestro, y por suerte era mi Abuelo: “la meditación no es estar orando hasta que se nos escuche, sino hasta que nosotros oigamos qué se quiere de nosotros. Ponte al Sol y no temas perder tiempo meditando, aunque no sientas nada. Hay que darle tiempo para que nos broncee y esto exige paciencia”… Esas palabras fueron calando en mí cada vez más hondo con los años… Empecé a meditar y a formarme en ese campo, profundizando en la práctica y en la filosofía del Yoga. Nunca tuve dudas, desde el principio sentí su poder de sanación y me cautivó aquella Luz que aporta a mi vida.

Llevo unos diez años de práctica y solo encuentro beneficios, tanto que decidí que mi vida tenía que dar un cambio y dedicarme a compartirlo y mejorar la vida de otras personas. Me formé como Instructora de Yoga, fui estudiante durante varios años en Yoga House Mallorca, he sido practicante de Hatha, Ashtanga, Iyengar, Vinyasa, y finalmente me formé como profesora en Sampoorna Yoga India en la especialidad de Ashtanga Yoga, para mí, el Yoga más mágico y espiritual.

Lo que me apasiona de esta disciplina es que es para todos, no es necesario ser ágil, llegar a tocarte los pies o estar en forma. Muchas posturas no salen, a unas llegaremos con la práctica y a otras jamás, o quizá sí… Yoga es más que eso. Yoga es una transformación personal que sólo exige Amor y Paciencia y los beneficios son insospechados e increíbles.

LA SHALA

YHA se encuentra en pleno centro de la ciudad de Alicante, en la primera planta de un edificio histórico de la Plaza Nueva. En medio del bullicio encuentras nuestra Shala como espacio de paz y tranquilidad donde desconectar del exterior y conectar contigo.

Un espacio donde eliminar poco a poco los ruidos que nos mantienen anestesiados, cuidando y limpiando nuestro organismo a la vez.

La Shala es energía y calma. A través de sus tres balcones absorbe la luz de la Plaza, que llena la Shala de vida y se une a la luminosidad del patio interior que genera un clima de recogimiento y paz.