ESTILOS

MEDITACIÓN

pluma

“–Maestro, ¿por qué importa tanto controlar los pensamientos?. –Porque somos fábricas de consecuencias. Producimos lo que pensamos”.

La práctica diaria de la Meditación es una herramienta muy poderosa para la liberación. Es un entrenamiento progresivo para la mente y el corazón, induciendo a un estado de conciencia que nos lleva a una mayor libertad emocional. Conectar con tu esencia y con tu parte más auténtica haciéndote más fuerte internamente y por tanto, menos dependiente de lo externo. 

Cuando el bienestar depende de lo que ocurre fuera no  hay libertad. Tu práctica diaria te ayuda a liberarte comprendiendo que la felicidad, la alegría, la paz interior o la tranquilidad, no dependen de lo exterior, no es seguir los pasos de los que pasaron  antes de ti, ni de lo que ellos quieren para ti. La felicidad y la realización  consisten en descubrir tu pasión y seguirla,  tener esperanza cuando surgen problemas y escuchar a tu corazón, silenciando la voz de la mente. Ser amable contigo mismo y con los demás, aprender a querer a la persona en la que te vas convirtiendo y aceptarla con sus luces y sus sombras.

Con la práctica diaria de la meditación dejas de querer controlar todo y entonces, sucede la Magia: Puedes conectarte contigo, dejas de depender del entorno y sacas a la Luz tu poder, tu serenidad y tu equilibrio. De esta forma, por fin te sentirás libre y eso, es mucho más hermoso que ser perfecto.